Sábado
04 de Febrero  2023 

Universidad innovadora para una economía sostenible

Una conferencia magistral sobre la renovación de la economía nacional en el contexto actual, en particular las transformaciones en la gestión de gobierno y en el sistema empresarial, ofreció el Primer ministro de Cuba, Manuel Marrero Cruz


Miércoles 20 de Julio de 2022 | 10:59:12 AM 

Autor

Ledys Camacho Casado

Una conferencia magistral sobre la renovación de la economía nacional en el contexto actual, en particular las transformaciones en la gestión de gobierno y en el sistema empresarial, ofreció el Primer ministro de Cuba, Manuel Marrero Cruz.

Durante su intervención en la última jornada del XII Congreso Internacional de Gestión Empresarial y Administración Pública (GESEMAP 2022), que recién sesionó en el Palacio de las Convenciones de La Habana, citó como pilares del gobierno, la ciencia y la innovación, la comunicación social y la informatización de la sociedad con vistas a perfeccionar nuestro modelo económico desde el fortalecimiento de la empresa estatal y la incorporación de nuevos actores, entre estos, las cooperativas no agropecuarias y las Mipymes.

Subrayó que a pesar del recrudecido bloqueo estadounidense y los efectos de la crisis global acentuada por la pandemia de la COVID-19, en el país se mantienen las prioridades del Plan de desarrollo económico y social hasta 2030 entre estas la recuperación del Sistema Electroenergético y la apuesta por fuentes renovables, así como el perfeccionamiento de la empresa estatal socialista y la transformación en la gestión de gobierno.

Explicó los macro programas con sus 20 planes y 114 proyectos asociados a los principales problemas y desafíos junto a sus soluciones a mediano y largo plazos, además de la reciente aprobación de medidas para, por ejemplo, ofrecer mayor autonomía y capacidad de gestión a las empresas, la reorganización del sistema salarial y la estrategia de desarrollo local, entre otras.

Señaló como indispensable el perfeccionamiento de la labor de la administración en la respuesta y la solución de quejas y solicitudes de la población así como el enfrentamiento a las acciones de subversión y la guerra mediática que nos pretende imponer el enemigo desde las redes sociales e Internet en general.

Otro logro considerable es la respuesta de la comunidad científica del país ante el azote de la pandemia, al lograr vacunas propias para enfrentar ese flagelo mundial y garantizar un mayor control de la situación higiénico-epidemiológica, lo cual demostró que en las peores circunstancias se apeló a la ciencia y la innovación, con los mejores resultados posibles.

Llamó a impulsar la implementación de las nuevas estructuras de las administraciones locales, con énfasis en las transformaciones en comercio, transporte, servicios comunales y la autonomía municipal, e instó al cumplimiento de las metas propuestas en cuanto a la producción alimentaria, la construcción de viviendas, el incremento de las ofertas de bienes y servicios, la reducción de precios y el combate contra la inflación.

Precisó además la necesidad de consolidar el vínculo del gobierno con las universidades, centros científicos y de investigación en los sectores productivos y de los servicios y remarcó la participación protagónica de las entidades de la enseñanza superior, las cuales apelan a la calidad del conocimiento y de la preparación de nuestros recursos humanos, a partir de ser plenamente pertinentes e innovadoras para lograr la integración armónica entre lo económico, social, ambiental y cultural en el país.

La ciencia es el camino en Cuba para contribuir a la solución de nuestros desafíos, insistió Marrero tras resumir las acciones claves contenidas en la amplia estrategia económica y social y los retos del gobierno en su sistema de gestión.

Una universidad más innovadora

 Los desafíos de la universidad para contribuir a los Objetivos de desarrollo sostenible y su papel en la articulación de políticas públicas eficientes que promuevan las nuevas tecnologías, centraron los debates del Congreso de Gestión Empresarial y Administración Pública, GESEMAP.

La acertada política del Estado cubano para enfrentar la pandemia es un ejemplo del Sistema de Gobierno basado en la ciencia y la innovación que cuenta con la integración armónica de una universidad competente y de calidad.

En la cita se intercambió sobre el papel de las instituciones académicas en el avance de la economía, la consolidación de la administración pública, la transformación del sistema empresarial y el apoyo a las estrategias de desarrollo local.

En el encuentro, auspiciado por el Ministerio de Educación Superior y en el que participaron representantes de una docena de países y más de 300 delegados en la modalidad virtual y presencial, Gerardo Montenegro, presidente del Comité Organizador, transmitió la necesidad de, a nivel global, contar con directivos empresariales y servidores públicos que garanticen resultados a partir de una gestión confiable y eficaz.

Precisó el académico que Cuba actualmente realiza transformaciones de amplia magnitud en esas esferas, con experiencias que fueron compartidas en GESEMAP, un congreso que fue fruto de eventos realizados con la contribución de todas las universidades del país, junto a ministerios, empresas y nuevos actores económicos.

Entre las personalidades que asistieron  se encuentran José Ramón Saborido Loidi, ministro de Educación Superior; Osvaldo de la Guardia Boyd, director del Instituto Centroamericano de Administración Pública, así como Darío Castillo Lugo, ministro de Administración Pública de República Dominicana, y Francisco Velázquez López, secretario general del Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo.

Contar con la ciencia y la innovación

Que la amplia capacidad de generación de conocimientos y debate de las universidades puede aprovecharse en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se puso de manifiesto durante las jornadas de GESEMAP.

Al respecto, Miriam Alpízar Santana, vicetitular del Ministerio cubano de Educación Superior,  profundizó en los retos y desafíos de la universidad para aportar al cumplimiento de la Agenda 2030, desde una visión integradora, pues se requiere de constantes competencias para la articulación de políticas públicas eficientes, a partir del avance de las nuevas tecnologías en particular.

Se refirió a la trascendencia de los centros universitarios municipales, que representan una fortaleza importante para el momento actual de consolidación de la administración pública, el acompañamiento a las estrategias de desarrollo local y los programas de capacitación en los territorios.

Ilustró la viceministra el aporte de la educación superior al país, al subrayar que más del 50 % de los resultados de la ciencia en el país se desarrollan en centros de investigación de las universidades.

Precisó que la formación doctoral del claustro universitario se dirige con fuerza hacia el sector productivo para contribuir desde la propia investigación, y subrayó la importancia de la internacionalización y el vínculo con instituciones de todos los continentes para el desarrollo de la educación superior cubana.

GESEMAP sirvió también para el examen de disímiles proyectos de transformación del sistema empresarial y su impacto en la actualización del modelo económico cubano, y entre los ponentes, la profesora Daimel Gascón González, de la Universidad de Ciego de Ávila, insistió en la necesidad de buscar capacidades de gestión para alinear las posibilidades de desarrollo en los territorios.

Calificó de significativa la capacitación del sistema de dirección y gestión empresarial en su provincia, al propiciar el aprovechamiento de los recursos, la conciliación de intereses y la integración de políticas públicas; en tanto Huber Fernández González, profesor de la Escuela de Energía y Minas, en La Habana, examinó la relevancia de la logística empresarial en el entorno de la actualización del modelo económico del país.

Otra participante, Ania Bustio Ramos,  comentó  sobre las alianzas privadas como instrumentos de gestión a partir de la experiencia del grupo de creación artística Márquez-Loynaz, perteneciente al Fondo Cubano de Bienes Culturales en Pinar del Río; y se insistió  en el diagnóstico empresarial como herramienta de análisis situacional y predictivo.

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.