Domingo
02 de Octubre  2022 

La ciencia detrás de las frutas

Desde su fundación, la Unidad Científico Tecnológica de Base Alquízar ha mantenido y multiplicado las colecciones


Miércoles 03 de Agosto de 2022 | 11:52:55 AM 

Autor

Raquel Sierra

La aspiración de acceder a diferentes variedades de frutales de forma permanente, con precios asequibles, continúa siendo una aspiración. Los desvelos y las acciones de la Unidad Científico Tecnológica de BaseAlquízar, perteneciente  al Instituto de Investigaciones de Fruticultura Tropical, van dirigidos a acercar, ciencia mediante, ese deseo.

“Desde su fundación, en 1965, la unidad ha tenido como función fundamental la de mantener las colecciones de frutales y hoy la estación cuenta con alrededor de 150 especies de las 251 que tiene reportadas el país en un inventario que se realizó en 2005, encabezada por el doctor Víctor Ramón Fuentes Fiallo”, explicó Marta Rosa Hernández Saldívar, directora de la Unidad Científico Tecnológica de Base (UCTB) Alquízar.

Actualmente, la institución trabaja en la diversificación de los frutales “para que no sean solo los tradicionales: mango, aguacate, mango y piña, sino que se incorporen algunos que estaban perdidos de los campos cubanos como el canistel, el caimito, el caimitillo y otros nuevos que la población no conoce como las moras, la zarzamora, el maracuyá -un cultivo que se está extendiendo muy rápido-, la macadamia,  la pitahaya y la granada, estos frutales que se han llamado subutilizados y que forman parte de nuestra riqueza frutícola y que también ayudan a diversificar el consumo de frutas por parte de la población”.

Estos, por lo general, son de porte bajo y pueden ser desarrollados tanto en plantaciones, como en pequeños espacios, “actividad que estamos hoy desarrollando en algunos patios, sobre todo en la capital”.

Según dijo, tienen la indicación de potenciar esa experiencia y trabajan con 46 especies para establecer jardines de variedades en todas las provincias, que puedan servir de banco para disponer de material de propagación que posibilite incrementar la presencia de esos frutales en los campos, patios y azoteas y contribuir al mejoramiento de la salud.

De acuerdo con el máster en Ciencias Hugo Marcelino Oliva Díaz, a cargo de algunos proyectos relacionados con la seguridad e inocuidad de los alimentos, los frutales representan un factor muy importante para lograr la seguridad alimentaria de todos los países, pues las frutas aportan fundamentalmente con vitaminas que se convierten en antioxidantes y protegen la salud.

“La estación tiene un vivero donde reproducimos posturas que están a disposición de la población, cooperativas y empresas. Igualmente, contamos con un recetario con 144 formulaciones, elaboradas por los trabajadores de la UCTB o de personas que se han acercado y participado con nosotros”, dijo.

Programas de desarrollo

Dentro de los programas de desarrollo se encuentra el cultivo de la macadamia, la pitahaya y del maracuyá. En el caso de la macadamia,  la UCTB está haciendo estudios de propagación. De acuerdo con la Directora, “conocida como nuez australiana, es un fruto seco con potencialidades para el procesamiento industrial y ha tenido algún interés por parte de inversores extranjeros que pudieran potenciar el desarrollo en el país. Se utiliza tanto fresca como para la repostería y en la industria cosmética, con muy buena aceptación”.


La UCTB fomenta un vivero para obtener plantas con destino a la estación,  la Empresa de Cítricos Jagüey Grande y Contramaestre,  y potenciar un campo que serviría  como banco para la futura extensión del cultivo.  “Son tres regiones, lo que nos servirá para el estudio en diferentes condiciones edafoclimáticas y establecer dónde pudiera tener mejor desarrollo y mayores rendimientos”.

En el caso de la pitahaya, a la vez cactácea y frutal, se potencia el estudio de varias especies, la roja y blanca, que es una de las que más se comercializa a nivel mundial; la amarilla y blanca y una con la pulpa roja. “Se hizo un trabajo de mejoramiento participativo, a partir de un concurso convocado por los jóvenes de la estación y se obtuvo un gran número de lugares donde existen plantas de pitahaya, para seleccionar las mejores que puedan tributar a elevados rendimientos en la práctica productiva. Ha tenido mucho impacto y ya en Artemisa hay productores que han establecido pequeñas plantaciones, que estudiamos para ver cómo se comporta en nuestras condiciones”.

Respecto al maracuyá, se han estudiado tres producciones con altos estándares de calidad, que pueden procesarse industrialmente. “Son plantas que empiezan a fructificar en corto tiempo y la pulpa tiene un alto valor en el mercado internacional.  Se proyecta introducirlas en pequeños espacios, para lo cual brindamos las variedades y la asesoría y esperamos que en un breve periodo, la pulpa de maracuyá pueda generar parte de las divisas que demandan los programas frutícolas”.

Junto a los productores

La UCTV siempre ha trabajado de conjunto con los productores y hoy tenemos como fortaleza pertenecer al Grupo Empresarial Agrícola, lo que permite que se conozcan las demandas de investigación que emanan de los productores. “Todas nuestras investigaciones responden de alguna manera a las necesidades que tiene la práctica productiva para el mejoramiento de tecnología”.


Entre los ejemplos se encuentran los 30 espacios para la llamada escalera de aguacate -variedades que permiten obtener frutos a lo largo del año-, con los cuales se pueden potenciar tres pariciones y que de hecho, ya algunos productores las tienen diseñadas. “También trabajamos en el mejoramiento del cultivo de la guayaba. Tenemos un grupo de híbridos de la roja cubana, una guayaba mejorada,  que también estamos estudiando en la práctica, con productores de Artemisa y de Pinar del Río que nos ayudan en demostrar la eficiencia de estos híbridos seleccionados y así poderlos extender dentro de tres, cuatro años”, dijo.

La UCTB participa en el Grupo de producción de alimentos con más ciencia, de la provincia de Artemisa, “donde hemos presentado la carpeta de trabajo de la unidad, que se ha incrementado a partir de necesidades de los productores”. Por otra parte, dijo la Directora, participan en encuentros de las cooperativas, donde brindan la información de las potencialidades y recogen criterios sobre las dificultades que puedan existir.

A su vez, “estamos visitando fincas, acompañamos a agricultores en el desarrollo de los frutales, sobre todo en la parte occidental,y brindamos asesoría telefónica o por otros medios, a varias provincias. Después de la covid, con el país abierto a la movilidad, tenemos la posibilidad de asesorar en todas las regiones, como hemos hecho en los 66 años de la estación”.

Para Hernández Saldívar,  “trabajar estrechamente vinculados a la práctica productiva nos da una ventaja: los resultados pueden verse rápidamente en la producción de frutales. Todo eso va encaminado al aumento de los rendimientos, la mejora productiva y las producciones más limpias desde el punto de vista de la reducción de agroquímicos y que se potencien la cantidad y la diversidad de frutas que estamos tributando”.

También en la protección

Hoy, explicó, la UCTB Alquízar produce un nemátodo entomopatógeno: Heterorhabditisindica, efectivo en el control de diferentes plagas. “En un momento determinado se utilizó solamente contra picudos en frutales y a partir de las experiencias de los productores, desarrollamos estudios para mejorar las concentraciones y la forma de aplicación y que puedan servir para para el control de plagas en otros cultivos.

“Puede utilizarse curculiónidos (gorgojos), en el tetuán del boniato y en plagas en la malanga y aunque es un nemátodo que vive en el suelo, cuando se aplica de forma foliar también ejerce acción de control de contacto.  Se aplica en la col y hay experiencias en zanahoria y garbanzo, con efectividad contra insectos que atacan estos cultivos”, precisó.

“Estamos en la mayor disposición de brindar asesoría, de acompañar a las personas, no solo a los productores, sino también a todo el que se acerque a la estación y quiera incrementar estos frutales: con los especialistas de la UCTB pueden contar”, sostuvo.

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.