Domingo
02 de Octubre  2022 

Aprovechar cada oportunidad

La Empresa Agropecuaria Santa Cruz del Norte tiene la misión de producir y comercializar productos agrícolas y carnes varias y prestar servicios con calidad y eficiencia


Miércoles 10 de Agosto de 2022 | 10:35:42 AM 

Autor

Raquel Sierra

Desde los cimientos de una empresa genética, devenida pecuaria, y otras muchas decisiones estructurales, producto del proceso de reordenamiento empresarial a nivel de país, en agosto de 2014, surge la Empresa Agropecuaria Santa Cruz del Norte, subordinada al Grupo Empresarial Agropecuario Forestal Mayabeque (GEAFM), atendido por el Ministerio de la Agricultura.

En sus 33 000 hectáreas de fondo, 19 000 dedicadas a la ganadería, unas 1 200 en forestal y 7 000 agrícolas, no puede exhibir tierras fértiles como otros municipios de la provincia de Mayabeque. Sin embargo, lo que podría resultar un tropiezo, hizo mirar las cosas desde otro ángulo que muestra resultados productivos nunca imaginados. Con la misión de producir y comercializar productos agrícolas y carnes varias, prestar servicios con calidad y eficiencia, defiende un estilo de trabajo que garantice a los trabajadores seguridad y mejoras en sus condiciones de trabajo.

Esta entidad, que pudiera considerarse uno de los pulmones que oxigena la economía del municipio, atiende a 23 Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS) -13 de Santa Cruz y 10, del vecino municipio Jaruco-, siete Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC), tres Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA) y ocho Unidades Empresariales de Base (UEB) y ha alcanzado una diversidad de negocios impensada tiempo atrás, explica su director general, Israel Quintana. “Hace aproximadamente entre cuatro y cinco años, esta empresa no tenía ni la mitad de los frentes de producción que tiene hoy, resultado de las 43 medidas para la agricultura”, destacó.

Pionera en Mayabeque en las ventas en la Zona Especial de Desarrollo (ZED) Mariel, procesa en su planta de beneficio productos propios y de otros municipios que se comercializan con la marca Agrofresca, registrada, reconocida y avalada con códigos de barra, y que han trascendido no solo al turismo y a Mariel para insertarse en las ventas en línea en tres provincias, mediante plataformas digitales, sino en el mercado de nuevo tipo El Torreón, en Santa Cruz –donde se comercializan diversos productos agropecuarios y cárnicos-, dentro de una estrategia que permitirá la apertura de una segunda posición.

La llave al nuevo mundo

Al cerrar el central Camilo Cienfuegos, se hizo un estudio y se proyectaron negocios en las instalaciones que quedarían en desuso para crear empleo. Uno de ellos, fue la planta de procesamiento, única de su tipo en el país. Tortuosos y prolongados fueron su montaje y puesta en marcha,  parecía que la suerte no la acompañaba, pero tras la arrancada en mayo de 2017, demuestra lo acertado de la decisión de su instalación.

Su objetivo principal es beneficiar viandas y vegetales, que mantengan la condición de frescos, inicialmente encaminada a las ventas al turismo, aprovechando la relativa cercanía a los polos de La Habana, litoral norte de Mayabeque y Varadero. La materia prima proviene de las formas productivas del territorio y otras empresas agropecuarias del GEAFM.

Los surtidos, que pueden ser frutas, viandas, hortalizas, segmentados y envasados al vacíos y ozonizados, están certificados para durar entre 25 días y un año, en dependencia del producto, siempre respetando las condiciones de conservación o congelamiento.

“Entre los productos de mayor demanda están la ensalada mixta, la base para caldos y las viandas. A Mariel surtimos seis toneladas semanales, le sigue en prioridad el sector del turismo. Parte de los ingresos van a los productores de las materias primas”, dijo Felipe Morejón Reyes, al frente de la planta, con una capacidad de 1,2 a 1,6 toneladas diarias, en dos turnos de trabajo. Además, tienen un laboratorio donde procesan dulces con destino a Mariel.

Aprovechar cada oportunidad

Al abrirse la puerta a nuevas posibilidades, mejoraron la planta cárnica y la especializaron en cortes especiales de carne de búfalo, con diferentes destinos, haciendo énfasis en aquellos que les aportan dividendos en moneda dura para reinvertir y no detener el desarrollo, mucho queda por hacer mirando al futuro. “Llegar a Mariel nos permitió expandir los negocios y ya entramos a comercializar en las tiendas en moneda convertible, con buena demanda”, destacó.


De acuerdo con Quintana, no se descuida tampoco la explotación de espejos de agua. En lo que eran las piscinas de enfriamiento del antiguo central Camilo Cienfuegos, recuperadas y saneadas de escombros y tierra, sembraron peces.

Otras líneas de acción del equipo de trabajo, consolidado y fuerte en economía, son el multiplicador de cerdo de capa oscura y los encadenamientos con tres minindustrias, mientras formulan nuevos proyectos como una Mipyme estatal que se encargaría de la gestión de las 33 micropresas de Santa Cruz y las ocho de Jaruco.

En el valle del río Blanco, con más de 300 hectáreas, que otrora tuvo el record de producción de caña en secano, se recuperan las áreas para el cultivo de plátano. “Este segundo año, queremos llegar a 100 hectáreas de plátano en el valle, que garantizaría el autoabastecimiento del municipio y también suministrar a la capital, evitando esas rastras que vienen desde el centro del país y que tanto le cuesta”.

Llegar y plantar

Las tierras, otrora dedicadas a la caña de azúcar, y que alcanzaron récord productivo en secano, estuvieron olvidadas por casi dos décadas. Allí se posicionaron y establecieron el marabú y el aroma, dejándolas sin producir, pero a su vez, y por suerte, protegiéndolas de la erosión. Con el pensamiento puesto en dar respuesta a la necesidad de incrementar la producción de alimentos, el valle volvió al ruedo, apoyado con la estrategia del GEAFM de entregar tierras en usufructo, apoyando a los usufructuarios en el desmonte del marabú.


Diocles Ramírez de León y Raidel Mesa Gutiérrez, son dos de los usufructuarios del valle del río Blanco. El primero, tras el licenciamiento, trabajó en el turismo, pero decidió regresar a la tierra; el segundo, dejó la empresa y también solicitó sus hectáreas. Ambos se beneficiaron del apoyo del GEAF y la empresa en el desmonte de las malezas.

“Empezamos a desmontar desde inicios del 2021 y a sembrar las primeras 26 hectáreas de las que se nos otorgaron. Hoy tengo sembradas 16 de plátano y están en producción cinco de burro, burro enano, y en menos cuantía, fruta. Los primeros cortes fueron el 25 de mayo, en 15 días entregamos cinco toneladas y seguimos cortando”, dijo Ramírez.

“Soy del batey del central, nací y me crie aquí, trabajaba en la empresa en un tractor, cuando comenzaron a buscar usufructuarios, solicité la baja de la empresa y me integré aquí”, contó Mesa Gutiérrez. “Esto estaba lleno de malezas y marabú de más 20 años, de cuando cerró el ingenio. Hoy tengo seis caballerías, de ellas, 3,5 sembradas de plátanos y las otras, se sembrarán de burro, Fiat (macho-hembra) y fruta. Además, tenemos yuca, maíz, boniato calabaza y ya estamos vendiendo producciones a la empresa”, dijo Raidel, a quien todos tildaron de loco por su decisión.

El encadenamiento con la empresa, dice, ha sido positivo: “ellos poseen maquinaria e implementos que no tenemos, tienen asesoría técnica y especialistas que nos orientan”, apuntó

Ramírez, quien dice: “es económicamente viable, lamento mucho no haberlo hecho antes, con un poco más de juventud, porque la tierra puede pagar la vida de cualquier persona con deseos de trabajar, lleva sacrificio, como todo trabajo, pero sí paga la vida, totalmente”.

Así, la Empresa Agropecuaria Santa Cruz del Sur aprovecha cada oportunidad, convirtiendo las debilidades en fortalezas, que rindan alimentos e ingresos para reinvertirlos en el desarrollo.

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.