Sábado
04 de Febrero  2023 

Cuatro museos a visitar en La Habana

Si de historia  y arte cubano deseas conocer, te invitamos a visitar el Museo de la Revolución, el Museo Nacional de Bellas Artes, el Museo de la Ciudad y la Casa natal José Martí


Jueves 03 de Noviembre de 2022 | 11:36:57 AM 

Autor

Amalia Conde

Los museos son instituciones al servicio de la sociedad, abiertos al público, que conservan, investigan, comunican y exponen colecciones con valor sociocultural, con motivo de estudio y educación. La visita a este tipo de instalaciones puede resultar de gran provecho, pues en ellas se exhiben muestras de piezas de interés histórico, artístico o cultural, que permiten estar en contacto directo con valores morales y el quehacer de un pueblo.

Si estás en la Habana, te proponemos la visita a estos cuatro museos que recogen arte, historia y cultura cubana en sus salas de exposiciones.

Museo de la Revolución “donde está toda la historia”

El antiguo Palacio Presidencial, hoy Museo de la Revolución, es un edificio inaugurado en 1920, proyectado bajo los cánones del Eclecticismo, y decorado por  la compañía  Tiffany’s, que fungió hasta 1959 como sede del gobierno.

La monumental edificación se encuentra ubicada en Refugio No. 1, entre Avenida de las Misiones y Zulueta, La Habana Vieja, y en su interior alberga uno de los museos más interesantes de toda Cuba.

Como visita obligada para toda aquella persona que desee conocer sobre la historia nacional, el sitio exhibe diversas exposiciones y colecciones con muestras fotográficas, banderas, documentos, armas y otros objetos relacionados sobre la lucha revolucionaria contra Batista y la historia de Cuba.

El segundo piso consta de cuatro salas que abarcan la etapa colonial, desde la llegada de los españoles a la Isla hasta y la intervención de los Estados Unidos en Cuba, en 1898.

La colección sobre la República Neocolonial comienza por la instauración del gobierno norteamericano a partir del 1ro de enero de 1899, de la República el 20 de mayo de 1902 y continúa con la muestra de los sucesivos gobiernos, procesos revolucionarios frustrados y la Guerra de Liberación Nacional.

El primer piso está dedicado a la historia de la Revolución, en el período de 1959 a 1989. Aquí se recogen los primeros años después del triunfo revolucionario y las principales transformaciones socioeconómicas ocurridas en la etapa, así como los momentos trascendentes de la invasión de Playa Girón y la Crisis de Octubre.

La fundación del primer Comité Central del Partido Comunista,la adopción de la Constitución de 1976, la colaboración internacionalista en todo el mundo y las relaciones internacionales también tienen su visualización en este espacio.

 


El área posee el Salón de los Espejos y el Salón Dorado del edificio, la capilla, el Despacho presidencial y el Salón del consejo de ministros.

En la planta baja se encuentra una sala relacionada con la Cuba contemporánea, que abarca desde 1990 hasta la actualidad; además, se expone un espacio monográfico sobre los hechos más trascendentales ocurridos en los años donde el inmueble actuó como Palacio Presidencial destacando las acciones del 13 de marzo de 1957, cuando un grupo de jóvenes asaltó el Palacio Presidencial para ajusticiar al dictador Fulgencio Batista. Por otra parte, en este sitio se nos brinda una minuciosa información acerca de la historia de su transformación en museo.

En los exteriores del palacio hay un fragmento del antiguo muro de la ciudad, así como un tanque SAU-100, utilizado por Fidel Castro durante la invasión de la Bahía de Cochinos de 1961.

Fuera del edificio se encuentra el Memorial Granma, donde se exhibe el yate dentro de una gran urna de cristal, rodeado por avionetas y otros vehículos relacionados con la Revolución.

Museo Nacional de Bellas Artes

La instalación posee la más importante colección de Arte cubano existente, que abarca desde el siglo XVI hasta nuestros días. Con varios espacios de exhibición, dotados de modernos sistemas de iluminación, climatización, control ambiental y seguridad integral, el sitio se divide en ocho áreas temáticas principales, que incluyen 24 salas o espacios concebidos para ser visitados.

La institución, encargada de atesorar, restaurar, conservar, promover e investigar las obras que forman parte del patrimonio de las artes plásticas cubanas, cuenta con una biblioteca especializada, un teatro y una sala de conferencias o de audiovisuales.

Instalaciones artísticas y obras escultóricas de destacados artistas nacionales se visibilizan en el interior del Edificio de Arte Cubano, sitio ideal, además, para la realización de eventos, actividades artísticas y culturales, por su valor arquitectónico y cultural.

Museo de la ciudad

Ubicado en el Palacio de los Capitanes Generales, se encuentra un bello ejemplo de arquitectura del Siglo XVIII barroco cubano, y uno de los más importantes y bien conservados edificios del municipio capitalino Habana Vieja en Cuba.

 


Frente a la Plaza de Armas, el edificio fue sede de los gobiernos coloniales españoles como por ejemplo el interventor norteamericano de 1899 a 1902, y el de la República de Cuba, de 1902 a 1920.

El objetivo fundamental del museo es representar la historia nacional, de forma simbólica, a través de sus habitaciones, que rememoran épocas señoriales y recrean espacios interiores, con el encanto de colecciones que enaltecen el patrimonio nacional.

Desde esta emblemática institución del Centro Histórico de La Habana, se proyectó la gesta restauradora, orientada a preservar los valores arquitectónicos y culturales de la ciudad.

Adornado su patio central con una estatua de mármol blanco de Cristóbal Colón, la instalación exhibe mobiliario de época, uniformes militares y una interesante exposición de fotografías que recrean los momentos más destacados en la historia de la ciudad de La Habana.

Cuenta con cerca de 40 salas de exposiciones permanentes, en las que destacan: la Giraldilla, en honor a la primera escultura fundida de la ciudad; la sala de Emilio Roig, conocido como el primer historiador de La Habana; la Parroquial, en recuerdo a la primera iglesia de Cuba; la sala de los uniformes españoles; y la sala de la Cuba Heroica. 

Casa natal de José Martí

     

La casa donde nació el Héroe Nacional de la República de Cuba, José Martí, se convirtió en museo en 1925 y fue declarada como Monumento Nacional en 1949.

Ubicada en la calle Leonor Pérez (Paula), No. 314, entre Egido y Picota, La Habana Vieja, atesora la mayoría de los objetos que se conservan del más destacado político e intelectual cubano del siglo XIX.

La humilde vivienda, de dos plantas, se construyó a principios del siglo XIX, cerca de la Muralla y muestra elementos típicos y populares de las moradas de la época: paredes de argamasa y techo de tejas.

Está compuesta por siete salas, donde se presentan objetos de la niñez, adolescencia y juventud del más universal de los cubanos, se expone su actividad en Montecristi, así como su salida y travesía desde Cabo Haitiano hasta Cuba. Además, están  las salas dedicadas a su deportación hacia España, sus estancias en La Habana y Estados Unidos; y su actividad como Delegado de Partido Revolucionario Cubano.

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.