Martes
06 de Diciembre  2022 

Reordenar la tierra, prioridad de sector agropecuario

En Cuba quedan por entregar unas 382 092 hectáreas de áreas ociosas disponibles y existen unas 13 000 solicitudes en trámites


Jueves 24 de Noviembre de 2022 | 12:00:48 PM 

Autor

Raquel Sierra

Saber, a ciencia cierta –o con la mayor certeza posible-, la cantidad de tierras ociosas o deficientemente explotadas, es una prioridad para el sector agropecuario cubano, con el objetivo de poderlas entregar a quienes tienen interés y disposición de hacerlo. Mientras más eficientes sean los procesos de registros y trámites, más rápido la tierra devolverá sus frutos, tan demandados hoy.

Por ello, desde el Ministerio de la Agricultura y su Dirección de Control de la Tierra, se conducen los procesos para fiscalizar, depurar y acelerar que entren en producción las que permanecen todavía ociosas, a pesar de las varias etapas para su asignación, desarrolladas desde que en 2008, el Decreto-Ley 259 autorizó la entrega de tierras estatales ociosas en concepto de usufructo a personas naturales o jurídicas, para que fueran utilizadas de forma racional y sostenible de conformidad con la aptitud de uso del suelo para la producción agropecuaria.

Luego, vinieron otras normativas, el Decreto-Ley 300, el Decreto-Ley 352, que ampliaron tanto el plazo de uso, como la cantidad de hectáreas, que fueron posteriormente modificadas de nuevo por el Decreto-Ley 358, de 2018.

Actualmente, de acuerdo con la Máster en Ciencias Mildrey Mantrana González, directora de Control de la Tierra del Ministerio de la Agricultura, de la superficie total del país, más de seis millones corresponden a tierras agrícolas. De ellas, están cultivadas más del 50 %, con el 19 % de cultivos temporales, 23 % permanentes y 59 % está dedicado a la ganadería.

Por tipo de propiedad, el 78 % está en administración estatal; el 14 %, de los agricultores pequeños y el 8 % de las cooperativas. En cuanto a la gestión de la tierra, el 30 % se gestiona por formas estatales y el 70 % no estatales.

Según dijo la directora de Control de la Tierra, hasta finales de octubre existían 17 365  procesos agrarios, 16 238 en términos y 1 116 fuera de los términos establecidos, que representa el 6 % del total. Las mayores incidencias en la tramitación las presentaban las provincias Camagüey, Mayabeque y Villa Clara. En tanto, las mayores incidencias con los trámites fuera de los términos se concentraban en Holguín, Camagüey y  La Habana.

De los 3 926 expedientes de herencia de tierras en el país en tramitación, 2 957 se encontraban dentro de los términos establecidos y 969 fuera de estos, el 24 % del total estaban concentrados en  Camagüey, Holguín y Las Tunas.

De acuerdo con Mantrana González, a lo largo del país se habían radicado 92 400 solicitudes de tierras ociosas en usufructo, de las cuales 78 972 fueron resueltas, con 71 26 aprobadas, 3 105 denegadas y 4 841 archivadas de forma definitiva por diferentes causas. Por otra parte, se encontraban en trámites 13 428 solicitudes, con las mayores incidencias en Mayabeque, Camagüey y Villa Clara.

Lo que queda por repartir

Según explicó la directora de Control de la Tierra, en la actualidad el total de áreas ociosas disponibles es de 382 092 hectáreas (ha), fundamentalmente Camagüey, Las Tunas, Granma y Artemisa, aunque quedan espacios disponibles en todas las provincias.

Para la entrega de esos terrenos, dijo, existen varias prioridades según el interés del país. Por ejemplo, una de estas es el Programa porcino, para el cual se han entregado 1 140 solicitudes, para 15 096 ha, de las cuales han sido aprobadas 1 037 con un total de 13 539 ha. En proceso se encuentran otras 103 demandas, con 1 557 ha. En este sector, las provincias que registran mayores atrasos en los procesos son Artemisa, Ciego de Ávila, Granma y Holguín.       

Otra de las preferencias para entregar terrenos no explotados son los propietarios de ganado mayor sin tierras. Según reveló Mantrana González, han hecho solicitudes 6 287 con 49 118 ha, se han entregado a 5 256 ganaderos 41 284 ha, mientras 7 834 ha están en proceso para asignárselas a 1 031 productores.

En el caso de los propietarios con más de 10 vacas, de 24 978, han solicitado 1 583 con 110 164 ha y se les ha otorgado a 4 437 un total de 86 431 ha. Están en proceso 1 146 solicitudes, para 23 733 ha y los mayores atrasos se concentran en Camagüey, Holguín y Granma.     

¿Avances?

A juicio de la directora de Control de la Tierra del Ministerio de la Agricultura, tras la aprobación de las medidas adoptadas para impulsar la producción y la economía se ha avanzado, tanto en los procesos de entrega de tierras, como en la producción.

En el caso de los propietarios de ganado, dijo, lo que queremos es seguir incrementándoles su masa y que puedan tener más resultados. “Existen ejemplos de propietarios de ganado con más de diez vacas que también se les han incrementado sus tierras, a partir de la aprobación de las 63 medidas que facilitaron una serie de bondades para que los productores pudieran pedir más tierra y beneficiarse”, dijo.

Una de las medidas que se aprobó, recordó la directora, fue hacer un diagnóstico a todos los poseedores de tierra, lo que arrojó ilegalidades y mal uso de los terrenos, que conllevaron, en algunos casos, a la extinción del usufructo, mientras otros rectificaron y las pusieron en explotación. “En eso seguimos trabajando fuertemente, en seguir entregando a esas 13 000 que estamos en proceso y, en la ya entregada, ver su explotación y eficiencia. O la pones en explotación o extinguimos el usufructo, porque esa es la finalidad, y se la otorgamos a otro que sabe qué quiere hacer y tener resultados. Es un reto que tenemos: poner en explotación, correctamente y con resultados todas las tierras, incluidas las empresas estatales”.

En ese camino, se continúan actualizando los fondos de tierras ociosas, hay muchas áreas que permanecen ociosas y se están poniendo a disposición del fondo para poderlas entregar. Algunas empresas han adoptado medidas para gestionar las superficies que tienen, con la creación de colectivos laborales, “que ha sido una de las forma en que han disminuido las tierras ociosas, con la introducción de esta forma de gestión de la fuerza de trabajo, donde las personas se sienten más estimuladas, comprometidas y han logrado resultados”.

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.