Martes
06 de Diciembre  2022 

Richmeat construirá segunda planta procesadora de cárnicos en Cuba

La instalación, puesta en marcha y operación de la nueva fábrica para la producción de picadillo y embutidos, es un gran proyecto de inversión con el cual esa filial de la firma mexicana continuará contribuyendo al desarrollo nacional a partir de promover el fortalecimiento de la industria en esta isla antillana


Jueves 24 de Noviembre de 2022 | 11:53:28 AM 

Autor

Ledys Camacho Casado

La empresa Richmeat de Cuba S.A, filial de la compañía mexicana de igual nombre, comenzará la construcción de una segunda planta procesadora de cárnicos en la Zona Especial de Desarrollo (ZED Mariel), ubicada en el occidente del país, la cual se destinará a la producción de picadillo y embutidos con el empleo de una tecnología muy novedosa.

Durante la ceremonia de colocación de la primera piedra, el presidente de la firma, Luis Alberto González Hernández, señaló que la instalación, puesta en marcha y operación de la segunda fábrica, es un gran proyecto de inversión, con el cual se contribuirá al desarrollo y fortalecimiento de la industria nacional, a partir de la creación de más de 400 nuevos puestos de trabajo así como la instalación de equipamientos de avanzada muy reconocidos en el sector.

“Es una obra -dijo- que refleja el compromiso de nuestra compañía en la ejecución de este gran proyecto y de seguir impulsando la producción nacional y los necesarios encadenamientos productivos.”

Insistió en que el impacto de la empresa en la economía cubana no se limita al suministro de productos de calidad a la red comercial interna, sino que también contribuye a la sustitución de importaciones al requerir materias primas nacionales.

Alcanzar una capacidad productiva de 7 000 toneladas mensuales de derivados cárnicos es la meta que concretarán gracias a la nueva planta que ejecutan, pues en la actualidad han incrementado paulatinamente su producción hasta completar unas 3 000 toneladas al mes, en respuesta a la creciente demanda de alimentos, sobre todo en la etapa de la crisis sanitaria por la pandemia de la COVID-19.

Precisó el directivo mexicano que después de transcurrir más de dos años, hoy se ve consolidada una impactante realidad gracias al esfuerzo mancomunado de su equipo de labor, colaboradores, el apoyo de clientes, autoridades y sobre todo, por la confianza de Cuba que los ha conducido hasta aquí.

Explicó que en los inicios de la primera fábrica solo contaban con una línea de producción, la cual permitía suministrar 150 toneladas mensuales, en un proceso de empaque manual y poco tiempo después llegó la pandemia, un período en el cual se vieron en la necesidad de aumentar sus producciones superando cualquier expectativa y aportando a la creación de nuevos empleos.

“Estoy seguro de que dentro de unos años podremos mirar atrás y sentirnos orgullosos de lo que entre todos, como equipo de trabajo, fuimos capaces de lograr”, aseveró el directivo.

Este nuevo proyecto es una demostración evidente del reconocimiento de las oportunidades que ofrece el mercado cubano, así como de la confianza en la política del país para favorecer el establecimiento de la inversión extranjera directa y garantizar su seguridad, estabilidad y protección.

Llegar a la mayor cantidad de mesas de las familias cubanas, siempre fue el propósito esencial de Richmeat, de acuerdo con lo referido por González Hernández en el acto inaugural donde su vicepresidenta, Alejandra Chapela, afirmó que la empresa seguirá trabajando por ser una referencia líder en el mercado nacional en imagen, calidad y desempeño operativo.

También la directora general de la ZED Mariel, Ana Teresa Igarza, halagó el desempeño de esa fábrica “por ser un ejemplo para otros usuarios de la Zona en el cumplimiento estricto de las regulaciones en materia sanitaria, de seguridad y salud de los trabajadores, además de la notable disciplina de su colectivo de trabajo”.

Detalló los retos y dificultades que enfrentaron a lo largo del camino, desde el propio proceso inversionista hasta la arrancada de la primera planta procesadora, casi coincidentemente con los momentos más complejos de la pandemia en el país y a nivel mundial.

A la ceremonia, efectuada en el contexto de la edición XXXVIII de la Feria Internacional de La Habana, asistieron el embajador de México en Cuba, Miguel Díaz Reynoso; la viceministra de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex),  Déborah Rivas Saavedra y Carlos Luis Jorge Méndez, director general de Inversión Extranjera del Mincex, entre otros funcionarios, directivos, ejecutivos y colaboradores de Richmeat.

Precisamente el diplomático Díaz Reynoso subrayó el esfuerzo, perseverancia y dedicación de Richmeat para cumplir su compromiso con la Isla, muestra del afecto y la amistad entrañables entre nuestros pueblos, y del creciente interés del empresariado mexicano por invertir, ejecutar e impulsar proyectos conjuntos como este.

Richmeat de Cuba S.A., es la primera empresa constituida en la ZED Mariel con ciento por ciento de capital extranjero (México), la cual fue aprobada en 2015.

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.