Jueves
19 de Mayo  2022 

Principales resortes para la reactivación socioeconómica

Alejandro Gil Fernández, Viceprimer ministro cubano y titular del Ministerio de Economía y Planificación (MEP) compareció en el Foro para actualizar acerca de las transformaciones de la economía nacional y exponer los resultados de la implementación del Plan Nacional de Desarrollo hasta 2030


Jueves 09 de Diciembre de 2021 | 04:50:35 PM 

Autor

“No renunciamos a ningún objetivo o meta, por más difíciles que sean las condiciones para realizarlas y tenemos mucho optimismo en nuestra gradual recuperación”, afirmó Alejandro Gil Fernández, vice primer ministro y titular del Ministerio de Economía y Planificación (MEP) al evaluar el tenso año que casi culmina, muy difícil y complejo para Cuba por el recrudecimiento del bloqueo de EE. UU. y los efectos de la actual pandemia y la crisis a nivel global.

En una conferencia magistral ofrecida durante la sesión inaugural del II Foro Empresarial Cuba 2021, Gil Fernández detalló el alcance y relevancia de los Lineamientos correspondientes al período 2021-2026 y la implementación del Plan Nacional de Desarrollo hasta 2030.

“Las transformaciones socioeconómicas en el país están en consonancia con la política del gobierno y de los documentos rectores del Partido Comunista de Cuba aprobados en sus últimos congresos”, precisó.

Abundó en la Estrategia de Desarrollo Económico y Social, la cual abarca el perfeccionamiento de la Empresa Estatal Socialista y de  las formas de gestión no estatal, el incremento de la productividad del trabajo, el fomento de la innovación y el desarrollo local, así como fijar los límites de la dolarización parcial de la economía.

Se refirió además a la necesidad de lograr la estabilidad de los precios, el control de la inflación por métodos directos e indirectos y el aumento y diversificación de las exportaciones a partir de un sistema de incentivos.

Señaló entre las acciones para consolidar el papel de la empresa estatal socialista la eliminación de los límites en la distribución de utilidades y de trabas para un más efectivo encadenamiento con el sector no estatal, la descentralización de la creación y extinción de entidades y la ampliación del objeto social, el proceso de retribución a trabajadores sin obligación de aplicar la escala salarial y la constitución de micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes).

En cuanto al trabajo por cuenta propia acotó que hoy ya suman 602 415 los cubanos en esa modalidad, el 35 % mujeres y el 29 % jóvenes, y a favor de su ampliación se incrementó la lista de actividades permitidas y los proyectos aprobados.

Entre los actores económicos mencionó a las Cooperativas no Agropecuarias, que han sido igualmente beneficiadas con la eliminación de restricciones que entorpecían su avance; en tanto las Mipymes que se concentran en la producción manufacturera y de alimentos, han aportado unos 5 890 nuevos empleos.

Gil Fernández citó otras transformaciones como la eliminación de los aranceles a la importación de alimentos y medicamentos, y de las restricciones para la venta de inventarios ociosos por las entidades, las medidas compensatorias de atención a las situaciones de vulnerabilidad y las dirigidas a consolidar el sector agropecuario y al perfeccionamiento de esa rama.

Exaltó la importancia de disponer de un instrumento de planificación a corto, mediano y largo plazos como el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030, con sus ejes estratégicos, macroprogramas y Objetivos de Desarrollo Económico y Social, los cuales se articulan como un todo integrador, se ejecutan y chequean en las diferentes instancias de gobierno.

Al responder preguntas de la prensa, calificó el foro empresarial como un espacio de intercambio acerca de las prioridades y perfeccionamiento de la economía para una mayor dinámica y más posibilidades de renovarse, ahora que el país se abre a un proceso de transformación gradual y favorable.

“El PIB ha caído más de un 13 % en los dos últimos años, recuperarse de eso no es una cuestión simple; trabajamos con optimismo y tenemos condiciones como nuestra seguridad y estabilidad sociopolítica para seguir adelante,  lo cual ofrece un entorno muy favorable y seguro para la inversión extranjera, que tiene en Cuba un país sólido, de un capital humano calificado, de gran talento, con vocación de emprendimiento, puesto a prueba durante estos meses de intentos de desestabilización por parte del gobierno de EE.UU.

Existen las condiciones para que los cubanos que residen fuera del país puedan invertir aquí, no hay ningún impedimento para incentivar esos negocios, sobre todo teniendo en cuenta que la gran mayoría de esa comunidad en el extranjero es favorable a la eliminación del bloqueo estadounidense, al tiempo que apoyan relaciones estables con su país de origen.

En cuanto a las principales fuentes de financiamiento, el país ha enfrentado serias restricciones financieras por el bloqueo en los últimos años que ha intentado cortar por todas las vías las remesas, una fuente de ingresos a la que acceden la mayoría de los países de América Latina y del Tercer mundo,  y en el caso nuestro se ve frenado debido a las políticas abusivas, discriminatorias y criminales del gobierno norteamericano.

Otra fuente de ingresos limitada por la pandemia es el turismo, por lo tanto la recuperación de ese ramo y su encadenamiento con otros sectores, es determinante en la recuperación y dinamización de la economía. En la última etapa, de más de 4 millones y medio de visitantes foráneos, el país decreció a menos de 300 000.

Precisó el Vice primer ministro que el país ha logrado mantener esa infraestructura y su fuerza de trabajo, en todo un esfuerzo para que la reapertura en ese sector sea con calidad y eficiencia.

“El turismo tiene que ratificarse una vez más como la locomotora fuerte de la economía, pues otras exportaciones como el níquel, tabaco y el ron han visto disminuidas su demanda en el mercado internacional.  Las posibilidades que tengamos de recuperar esa industria y esos encadenamientos con la economía interna (sector estatal y no estatal) es en este momento la fuente fundamental de recursos que va a permitir que la economía alcance su recuperación”, puntualizó Gil Fernández. 

Durante la primera jornada del Foro también sesionó un panel en el que representantes de la industria biofarmacéutica mostraron sus potencialidades para concretar negocios con capital foráneo.

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.