Sábado
04 de Febrero  2023 

Canopy en Cuba: 5 lugares a visitar

Conocido como dosel, tirolesa, tirolina, cable o zip line, el canopy es uno de los deportes más emocionantes que se practican como parte del turismo ecológico


Jueves 13 de Octubre de 2022 | 11:46:29 AM 

Autor

Amalia Conde

La riqueza paisajística de Cuba y sus reservas naturales la hacen un destino ideal para el turismo de naturaleza. Actividades como el senderismo, cicloturismo, paseos a caballo y la observación de flora y fauna son algunas de las que se practican en la Isla; sin embargo, en los últimos tiempos, la posibilidad de recorrer parajes naturales, suspendidos de un cable, y a una altura considerable, se ha ganado la popularidad de turistas nacionales y foráneos.

El canopy, también conocido como tirolesa, es un deporte de aventura que consiste en el deslizamiento por la cuerda o cable de acero, desde un punto a otro, teniendo diferentes alturas entre ambos.

Sencilla de practicar, esta actividad consiste en el disfrute del paisaje, combinado con una explosión de adrenalina, que producirá una experiencia única. El salto de la tirolesa produce una sensación similar a volar. En Cuba existen varios lugares para realizar el canopy, pero te recomendamos estos 5:

Canopy Tour El Fortín, Pinar del Río

Rodeado por árboles, la tirolina de Viñales contempla una ruta de 1 100 metros, que permiten apreciar una vista del Valle catalogado como Paisaje Cultural de la humanidad.

Ubicado a 7 kilómetros del poblado de Viñales, en la carretera al Moncada, en el lugar conocido como Loma del Fortín, se compone por cuatro tramos, conformados por ocho plataformas que colindan con las copas de los árboles. La mayor altura alcanzada es de treinta y cinco metros sobre el nivel del suelo.

Ideal para contemplar los mogotes, los niños mayores de 12 años pueden hacer tirolesa en este lugar, pero siempre junto al guía especializado. Este sitio tiene una puntuación de 4,5, según la reconocida web de viajes TripAdvisor, la cual señala lo maravillosos de la experiencia y la profesionalidad de los guías.

Canopy Las Terrazas, Artemisa

El primer zip line instalado en Cuba fue el del Complejo Turístico “Las Terrazas”, ubicado en Candelaria, en la provincia de Artemisa. Conformado por cables de acero aéreos, de 1,6 kilómetros de longitud, es posible contemplar el paisaje, a unos 180 metros sobre el nivel del mar, de la Comunidad Las Terrazas y la amplia vegetación del entorno natural de la Sierra del Rosario, declarada Reserva de la Biosfera.

Para disfrutar de este servicio es necesario tener una edad comprendida entre los 2 y 80 años, no estar operado recientemente, no encontrarse bajo los efectos del alcohol y no ser hipertenso.

El recorrido contempla las variantes de seleccionar tres o los seis tramos que lo integran. Además, cuenta con la supervisión de profesionales altamente calificados y equipamiento del más alto nivel, lo que garantiza la calidad y su seguridad.

Canopy Jardín Botánico Nacional, La Habana

El 1 de agosto de 2020 se inauguró la tirolesa del Jardín Botánico Nacional de Cuba, uno de los 10 más grandes del mundo. El recorrido comprende un recorrido guiado de más de 700 metros, con un puente colgante de 20 a 15 metros de altura.

La instalación, situada a 25 kilómetros en el sur del centro de la capital cubana, es una institución científica, educativa y recreativa perteneciente a la Universidad de La Habana. Desde las alturas se pueden observar parte de las 4 000 especies de la diversidad vegetal tropical.

Canopy El Nicho, Cienfuegos

Dentro del Macizo de Guamuhaya, en la provincia de Cienfuegos, se encuentra el Parque El Nicho, una maravilla de la naturaleza nacional, conformada por decenas de cascadas y estanques naturales en un paraje prácticamente virgen, escondido entre las montañas.

La tirolina instalada en el lugar se divide en 5 tramos, de diferentes grados de dificultad gradual, con un recorrido que se extiende por 700 metros, que casi regresan al punto de partida.

Canopy Tour Valle de los Ingenios, Trinidad

El Valle de los Ingenios, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, cuenta con un canopy ubicado a 50 metros sobre el nivel de la tierra aproximadamente y con 1 200 metros de largo, divididos por 10 plataformas y 5 saltos, siendo el último tramo, de 350 metros, el de mayor expectativa.

La atracción permite observar las potencialidades de Trinidad, una de las primeras y mejor conservadas villas fundadas por los españoles en Cuba y el valle como verdadero monumento arqueológico a la industria azucarera cubana.

Consejos para disfrutar de la experiencia

En la práctica del canopy en Cuba, como en otros países, se utilizan como aditamentos de seguridad elementos como arneses, cascos y guantes. El uso de estos accesorios resulta de vital importancia para prevenir accidentes o lesiones.

Para el correcto funcionamiento del Canopy, la tensión de la cuerda de acero inoxidable es muy importante, pues permite que la velocidad del viajero para que no se detenga a mitad del camino. Es importante seguir las instrucciones de los guías sobre la forma en la que debemos lanzarnos, cómo disminuir la velocidad y en qué posición colocarnos para un mejor aterrizaje.

Para practicar este deporte se recomienda vestir ropa ligera, gafas de sol, gorras o sombreros, tenis, sandalias o calzado confortable, mantenerse hidratado y usar protector solar.

Ten en cuenta que se trata de una actividad muy segura, pues se va en todo momento cogido con un sistema de sujeción que mantiene al usuario semisentado y unido al cable. Por lo tanto, disfruta del paisaje y la maravillosa experiencia. Si disfrutas del turismo de naturaleza, el Canopy en Cuba es una de las experiencias que no debes dejar de realizar.

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.