Martes
06 de Diciembre  2022 

Kitesurfing ¿en Cuba?

Conocido también como flysurfing, la práctica del kitesurf, deporte incorporado al programa de vela olímpica durante los Juegos  Olímpicos de Paris 2024, posee una modesta representación en Cuba, como actividad turística


Viernes 21 de Octubre de 2022 | 01:33:11 PM 

Autor

Amalia Conde

El kitesurf es un deporte acuático extremo, donde se usa una cometa, una tabla y  la fuerza del viento, que genera una corriente de tracción unida al cuerpo, mediante un arnés, como motor, para deslizarse por el agua.  No se trata de surfear olas, se puede hacer lo mismo en lagunas tranquilas, mares agitados o con olas grandes, lo importante es usar el agua y el viento a tu favor.

El también llamado flysurfing ha adquirido gran popularidad, pues su disfrute del sol, el mar, liberar adrenalina, su accesible aprendizaje, y el crecimiento de las escuelas especializadas a lo largo del planeta han logrado convertirlo en una actividad muy demandada en los destinos de sol y playa del mundo.

Es una actividad divertida, que combina cuerpo y mente y garantiza que cuanta más experiencia mejor, porque al dominar los conceptos básicos de navegar en favor y en contra del viento se podrá ir más rápido, saltar, hacer trucos de estilo libre o surfear olas.

Cuba, un destino a considerar para el flysurfing 

En Cuba existen varias escuelas, especialmente en los cayos del país, que se dedican a la enseñanza de este deporte de alto riesgo. La temporada de kite generalmente se extiende de octubre a mayo, con una velocidad del viento que oscila entre los 10 y 15 nudos alrededor de la isla  mayor y aumenta a cerca de 20 nudos en las islas más pequeñas del archipiélago en la costa norte / este.

Según la página web kiteadvice.com “la mayoría de las áreas de la isla experimentan un viento de costado o en tierra, lo que lo convierte en un excelente destino para subirse a la tabla por primera vez y aprender a navegar. Las aguas suaves y planas se combinan con arenas suaves debajo de los pies, y las pequeñas ondas de las olas también se suman a la facilidad para los principiantes.”

Aunque no es un destino establecido mundialmente para el kitesurf, y existen dificultades para encontrar los equipos, sí posee las condiciones climáticas necesarias para la práctica y cuenta con los instructores capacitados para impartir diferentes cursos.

Las playas del litoral norte de Ciego de Ávila tienen cualidades eficaces para desplegar esa habilidad, durante la etapa comprendida entre los meses de noviembre a mayo, por poseer vientos muy estables, escaso oleaje y poca profundidad de las aguas hasta un kilómetro adentro.

Varadero, uno de los destinos más populares para el turismo de sol y playa en Cuba, es otro de los lugares recurridos para esta práctica. Con más de 20  kilómetros (km) de playa de arena blanca profunda, garantiza que no haya corales ni hierbas que entorpezcan el espacio para lanzar y aterrizar el kite. La web de kitesurf.com aconseja no lanzarse directamente sobre los hoteles, sino al comienzo de la península, donde puede atrapar un viento descendente completo de 20-25 km a lo largo de toda la costa.

Las playas del este de La Habana también son propicias para el kitesurf, pues las olas, y las condiciones de la fuerza del viento aportan las condiciones óptimas para el desarrollo satisfactorio de esta actividad.

¿Qué debes saber antes de practicar kitesurf?

Las lecciones de capacitación comienzan desde cero, pues se combina la habilidad de volar cometas y manejar la tabla. Su tiempo de duración varía, puede requerir de 6 a 12 horas de clase como promedio y demanda supervisión constante por parte del instructor.

Los cursos abordan cuestiones básicas sobre la teoría del viento, pruebas para aprender a controlar la cometa y demostración sobre cómo se prepara un kite inflable en una primera fase, que se practica desde la tierra.

Posteriormente, se procede a practicar en el agua con la cometa y un trapecio de asiento, deslizándose en el agua sin tabla, para aprender a moverse con la cometa.  Finalmente, se introduce la tabla y se practica el deslizamiento a ambos lados.

Sobre las condiciones físicas para practicar el flysurfing, aunque no se necesita tener un cuerpo musculoso para  practicarlo, es necesario tener  en cuenta que, como deporte de alto riego, requiere de ciertas dosis de  resistencia, coordinación y fuerza.

No se recomienda esta práctica a personas con déficit respiratorio grave o problemas cardiovasculares, pues la adrenalina aumenta la tensión arterial y el ritmo cardíaco. Quienes sufren de lesiones graves o recurrentes, de hombro, rodilla, o quienes no sepan nadar, tampoco deberían hacer kitesurfing, pues tiene mayores posibilidades de sufrir un incidente en alta mar que podría resultar doblemente peligroso.

Es importante que quienes practiquen este deporte se sientan cómodos nadando en aguas abiertas, respeten las restricciones y las zonas para bañistas de cada zona y sobre todo, la regla más importante para las prácticas acuáticas: nunca entrar al mar solos.

Realizar flysurfing aporta beneficios para la vida de quienes lo realizan. A parte de la indudable diversión, este es uno de los deportes más completos, porque conlleva a la práctica de ejercicios  físicos que mejora  la coordinación, el equilibrio y la concentración. Además, entrena los reflejos, las reacciones y fortalece el cuerpo, desplegando un entrenamiento isométrico, y desarrollando los músculos centrales.

Desde el punto de vista psíquico, reduce el nivel de estrés y fortalece el sistema inmunológico. También desarrolla la confianza y el conocimiento de uno mismo y segrega al organismo adrenalina y dopamina, que generan la sensación de bienestar y felicidad.

 

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.