Lunes
22 de Abril  2024 

Lideca y UEB Derivados Dos Ríos: Alianza productiva con aroma de café

El licor y el vino de café son resultado de la aplicación de la ciencia y la técnica en ESTas dos empresas santiagueras que apuestan por afianzar su presencia en el mercado


Jueves 21 de Marzo de 2024 | 07:29:03 PM 

Autor

Ledys Camacho Casado

La presentación al mercado de dos nuevos productos, un licor y un vino de café, sobresale en la muestra que exponen en Fiagrop, la Empresa Procesadora de Café (Lideca) Rolando Ayub Elías, de Contramaestre, y la Unidad Empresarial de Base (UEB) Derivados Dos Ríos, en Palma Soriano, perteneciente al Ministerio del Azúcar (Minaz), ambas de Santiago de Cuba.

Se trata de los frutos más provechosos de la producción cooperada entre las dos entidades, con una labor sostenida en el desarrollo cafetalero y azucarero, respectivamente, desde las serranías del oriente cubano, que ofrecen un toque muy particular a las bebidas resultantes de la aplicación más certera y eficaz de la ciencia y la innovación.

Alesnay Pérez de la Fe, director general de Lideca, señaló que esa planta es la más grande del país y labora con lo acopiado en las provincias de Santiago de Cuba y Granma, por lo que asumen una gran responsabilidad en el avance de la producción y en el perfeccionamiento de la actividad industrial en el sector cafetalero, en el beneficio y comercialización de ese renglón exportable.

 
 

Siempre, como en esta ocasión, acuden al empleo e introducción de la ciencia y la técnica, para lograr mayores rendimientos productivos, elevar la calidad y contribuir a impulsar de manera sostenida y sostenible, el desarrollo socioeconómico de la nación antillana.

Ubicada en el centro sur del oriente cubano, Lideca beneficia alrededor del 70 % del aromático grano producido en la isla caribeña, destinado a la canasta familiar normada y a la exportación.

Explicó el directivo que, gracias a la aplicación de la ciencia y la innovación, obtienen esas bebidas que ya cuentan con la patente de la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial (OCPI), y son una prueba más de lo que exigen las actuales circunstancias del país, en cuanto al encadenamiento productivo.

“En nuestro caso -subrayó- también demostramos cómo se puede optar por la diversificación para satisfacer lo mismo la demanda nacional, en particular del turismo, que lograr productos con fines exportables para contribuir a poner a nuestras dos entidades en una situación financiera un poco más favorable.”

La elaboración la asume la UEB Derivados Dos Ríos, que aporta los alcoholes y el azúcar refino,  en tanto, la Procesadora Lideca, aporta el aromático grano que en este caso corresponde al Robusta, natural de Contramaestre, además de contribuir con el embalaje, etiquetado, su publicidad y venta.

También opinó al respecto, el director de la UEB Derivados Dos Ríos, Héctor Lorenzo La O Hechavarría, quien señaló que no hay mejor espacio para dar a conocer y poner a prueba esas bebidas que el contexto de una cita como Fiagrop, para la promoción y comercialización de estas novedades, de las que esperan muy buena aceptación.

 
 

Los dos directivos reconocieron que el evento ha sido propicio para aumentar las relaciones comerciales de sus entidades, intercambiar experiencias con otros empresarios y productores, y participar en rondas de negocios con clientes nacionales y extranjeros, además de ofrecer la oportunidad de abrirse al mundo y mostrar sus potencialidades.

Como afirmó Pérez de la Fe, es esta una respuesta más al llamado de las autoridades del país a buscar otras alternativas en medio de la compleja coyuntura económica actual, y apostar lo mismo por la diversificación que por el logro de nuevos productos para ampliar los nichos de mercados, teniendo en cuenta que, por ejemplo, la cosecha cafetalera apenas dura unos tres o cuatro meses habitualmente.

Y es entonces cuando hay que pensar en sostenibilidad productiva y de ventas, en la seguridad financiera, para lograr como en esta ocasión, una línea de vinos y licores, que cuenta con mucha demanda sobre todo en el turismo, a partir de demostrar que en esa rama, en Cuba hay producciones de calidad.

María Ester Madruga Vaillant, quien es química analista en la UEB Derivados Dos Ríos, describió, sin develar los secretos de su know how, todo el procesamiento y elaboración final de esos productos, marcados por el esmero y la decisión de ese colectivo de alcanzar un resultado con la mayor eficiencia posible, pero sobre todo, con unas características organolépticas muy particulares para que sean competitivos en el mercado nacional y, de ser posible, a escala mundial.

 
 

“Cuentan  con todas las pruebas y análisis de laboratorio -señaló la experta-, y están certificados y patentados, como resultado eficaz de la cooperación con Lideca que nos permitió usar el café Robusta, lo cual le aporta una probada y exquisita calidad.”

Se ha logrado con estas nuevas elaboraciones un sabor muy nítido, una particular fragancia y gusto al paladar, por su peculiar equilibrio entre el dulzor, la acidez y el grado de alcohol que ofrecen unos atributos muy especiales que no resultan inadvertidos por quienes los consumen.

Como conclusión, destacó las propiedades de los dos productos -el licor y el vino de café- muy agradables, resultados de un notable esfuerzo de las dos entidades santiagueras y de un gran rigor científico y tecnológico.

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.