Viernes
12 de Julio  2024 

Industria cárnica, mar de oportunidades

Con presencia en varios municipios de granma, esta empresa asume entregas a su provincia y mucho más, resultado de una gestión de eficiencia e innovación


Martes 02 de Julio de 2024 | 02:14:20 AM 

Autor

Raquel Sierra

La Empresa Cárnica Valle Rojo, de la provincia de Granma, destaca entre sus semejantes por diferentes razones: la capacidad de saber atrapar las oportunidades al vuelo, adaptarse a los cambios de los vientos en el mercado y la economía cubana, acompañar las estrategias nacionales, por ejemplo, con la incorporación de fuentes renovables de energía, entre otras.

Como si fuera poco, ha sido también una escuela de formación de directivos. Dedicada a la producción de una amplia cartera de productos cárnicos, excepto las conservas herméticas enlatadas, para las cuales no cuentan actualmente con la tecnología, ha sabido leer posibilidades y nuevos caminos en las medidas adoptadas para impulsar la empresa estatal.

“Somos una cárnica más como las de todas las provincias, nos diferencia haber aprovechado mucho más rápido las facultades que nos dio el país de autogestionarnos. Nuestro objeto social, diseñado por el Ministerio de Economía y Planificación, es apenas un párrafo, pero ahora, con la facultad de hacerlo, ya son dos cuartillas, porque hemos introducido todo lo que la empresa puede hacer”, explica Roger Diego Fernández Bodaño, su director general

A partir de las 43 medidas aprobadas por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, tiene un esquema propio de financiamiento que le ha permitido sostener sus niveles de ingresos, con impactos en el salario de los trabajadores.

“Estamos en un estándar distinto: contamos con plataformas virtuales en Internet para las exportaciones en frontera, por la larga tradición de servicios al turismo, además de abastecer de productos diversos a la cuarta provincia del país por población”, agregó.

 Como toda empresa cárnica, suministra la canasta básica de la provincia de Granma y el consumo social y, ante las limitaciones del país con los recursos financieros y la contracción de la producción agropecuaria, “tenemos que buscar hoy los insumos con nuestra gestión y compensar esa situación a partir de un esquema propio de financiamiento”.

No son pocos los pasos dados por Valle Rojo a partir de disponer de ingresos que le permiten realizar inversiones.

 Por ejemplo, ha instalado y tiene en funcionamiento dos parques fotovoltaicos asociados al consumo de electricidad de la empresa, han transitado a la iluminación exterior de todas sus fábricas con energía solar, han adquirido más de 35 medios automotores eléctricos para la transportación personal y para algunas cargas, lo que ha contribuido a ir cambiando la matriz del consumo energético.

“Seguimos un programa de desarrollo, y mediante nuestro esquema de financiamiento importamos equipamiento, entre estos, tres líneas de hamburguesas, una para cada una de las tres fábricas: en Bayamo, Manzanillo y Niquero. A partir de las inversiones y los encadenamientos con el sector agropecuario, tienen posibilidades de producir los surtidos frescos de res y de cerdo, así como embutidos, hamburguesas, masa cárnica, masa de croqueta y la industrialización de la sangre para la elaboración de otro producto terminado, la morcilla, con un valor nutricional altísimo.

La empresa, financieramente consolidada, aplica el perfeccionamiento empresarial desde el año 2011 y ostenta la condición de Destacada en la provincia de Granma y dentro del Ministerio de la Industria Alimentaria en 2023.

Su gestión comercial y financiera ha permitido elevar los salarios mínimos y alcanzar atractivo salario medio por trabajador, mediante la aplicación de los sistemas de pago asociados a la productividad del trabajo.

 Formar directivos, una garantía

El tiempo dedicado a la formación de quienes llegan a Valle Rojo, da sus frutos: los conocimientos que aporta la educación superior y técnica se traducen en una gestión más eficiente y con visión de desarrollo.

Según destaca Fernández Bodaño, "hay indicadores que la empresa ha trabajado muy bien, que se reconocen, que se agradecen y tienen que ver con el desarrollo de los jóvenes desde que salen de las universidades o de los tecnológicos y cómo se desempeñan en la empresa".

 En Valle Rojo, abundó, hay un grupo importante de jóvenes en puestos decisores que son provenientes de las universidades y otros, ya no tan jóvenes, se formaron en la empresa al concluir la educación superior.

 "Cuatro de los cinco directores vienen de esa cantera: llegaron a la empresa y no han trabajado en ningún otro lugar y se fueron desarrollando". La sinergia entre las diferentes generaciones, marcada por la experiencia acumulada y la impronta contemporánea de quienes se van sumando, hacen de esta empresa un paradigma para el sector de la industria alimentaria y la industria en general.

 Conózcalos, ellos son el fruto de la educación en Cuba y su presencia en Valle Rojo

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.