Martes
23 de Abril  2024 

Somos socios y aliados estratégicos

Rusia y Cuba tienen una larga tradición histórica de amistad, simpatía y entendimiento


Miércoles 25 de Octubre de 2023 | 10:06:43 AM 

Autor

Hedelberto López Blanch

Con una experiencia de 35 años en el servicio diplomático, el embajador de la Federación de Rusia en Cuba, Víctor V. Koronelli compartió con Opciones reflexiones sobre la economía de su país y las relaciones con la Isla del Caribe, la que conoce muy bien por haberse desempeñado con anterioridad en esta sede (1988-1992 y 1994-1999).  

Koronelli, quien asumió el alto cargo desde febrero de 2023, también fue jefe de la misión diplomática de Rusia en Argentina (2011-2018) y en México desde 2018 hasta su arribo a Cuba.

-¿Cómo evalúa las relaciones actuales entre Moscú y La Habana?

-Rusia y Cuba tienen una larga tradición histórica de amistad, simpatía y entendimiento. Somos aliados y socios estratégicos que compartimos la necesidad de crear un nuevo orden mundial multipolar, basado en la verdadera libertad y soberanía de las naciones y pueblos. La intensa dinámica del dialogo político bilateral, así como un alto ritmo de intercambio de visitas de todos los niveles, prueban la madurez de nuestras relaciones muy especiales y entrañables.

“A lo largo de este año arribaron a la Isla el ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, el presidente de la Duma Estatal (Cámara baja del Parlamento), Vyacheslav Volodin; el asesor del Presidente, Maksim Oreshkin, y el vicepresidesente del Gobierno, Dmitry Chernyshenko, y vamos por más.

“Asimismo, recibimos en nuestro país en los últimos meses al Primer Ministro de la República, Manuel Marrero Cruz, y al Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular y del Consejo de Estado, Esteban Lazo Hernández. Los dos cancilleres, Serguei Lavrov y Bruno Rodríguez Parrilla, tuvieron un fructífero encuentro en septiembre en Nueva York en el marco de la 78 Sesión de la Asamblea General de la ONU.

Una de las tareas clave en este momento es impulsar la cooperación bilateral en la esfera económico-comercial y de inversiones para que corresponda a ese altísimo nivel del diálogo político. Los círculos empresariales rusos tienen interés en invertir en diferentes sectores de la economía cubana. En 2022, el intercambio comercial creció tres veces respecto al 2021 hasta 452 millones de dólares, y en cuatro meses de 2023 aumentó nueve veces en comparación con el mismo período del año pasado.

-Hace unos meses se firmaron numerosos acuerdos entre ambos países. ¿Cuánto se ha avanzado en ese terreno?

-Los acuerdos destinados al fortalecimiento de los vínculos entre nuestros países abarcan diferentes ámbitos, desde energía y construcción hasta educación y deportes.  “Actualmente trabajamos sobre otros instrumentos que definirán las modalidades de la actividad de las estructuras empresariales rusas en Cuba.

“Entre los proyectos más avanzados está el de Boca de Jaruco de la empresa rusa Zarubezhneft, que permite mejorar el rendimiento de varios yacimientos de petróleo cubanos. “Otro ejemplo de nuestra fructífera cooperación es la inauguración, en presencia del vice primer ministro Dmitry Chernyshenko, de la acería en la planta metalúrgica José Martí Antillana de Acero. Su modernización continúa con apoyo financiero y tecnológico de nuestro país.

“Tenemos muchas iniciativas que se encuentran en distintas etapas de ejecución o negociación. Durante el Foro Empresarial Rusia-Cuba que se celebró en mayo, en La Habana, se concertaron 10 proyectos conjuntos. Esperamos amplia participación de las empresas y las regiones rusas en la próxima Feria Internacional de La Habana en noviembre próximo.

-¿Qué importancia le da usted a la integración de Cuba en el BRICS y en la Unión Económica Euroasiática, y qué significaría para la Isla del Caribe?

-En la reciente cumbre de los BRICS sus cinco miembros (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) tomaron la decisión de invitar a seis nuevos integrantes. Es sumamente importante que entre ellos se encuentre un país latinoamericano, Argentina. Este paso es una evidencia más del fracaso de los viejos esquemas geopolíticos diseñados por los países occidentales. Ahora se trata de la consolidación del nuevo mundo multipolar, más justo y representativo que responda a los intereses soberanos de los Estados y que garantice su derecho de elegir sus propios modelos de desarrollo.

“Tenemos mucho trabajo en adelante para que el BRICS se fortalezca, para que sus nuevos miembros conozcan el formato del trabajo del Grupo. Al mismo tiempo, no puedo dejar de descartar que en algún momento haya una nueva etapa de expansión del organismo, en particular, en América Latina.

”Mientras tanto, quiero asegurar que Rusia acoge con entusiasmo el interés de los países de la región, entre otros Cuba, de unirse a las actividades de los BRICS.

Por otro lado, la participación de Cuba en la Unión Económica Euroasiática, que desde el 2020 tiene estatus de observador, abre las oportunidades de acceder no solo al mercado de Rusia, sino también a los de otros estados miembros: Bielorrusia, Kazajstán, Armenia y Kirguistán.

“El potencial económico de este bloque de integración regional se puso de relieve durante la visita del Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, en junio quien participó en la sesión del Consejo Intergubernamental Euroasiático. “Entre las esferas de cooperación más prometedores destacan la seguridad alimentaria y energética, farmacéutica y biotecnologías, industrias, nuevos formatos logísticos para las mercancías de las partes involucradas, y muchas más.

-¿Cómo se halla la economía de la Federación de Rusia tras las sanciones por impuestas por Estados Unidos y otras naciones occidentales?

-Las sanciones sin precedentes, introducidas por Estados Unidos y otras naciones occidentales contra Rusia, son ilegítimas e ilegales. Los propios países occidentales ya reconocen que las medidas económicas unilaterales también a perjudican a sus ciudadanos, como hace poco “confesó” la ministra de Asuntos Exteriores de Finlandia Elina Valtonen.

El intento de sofocar nuestra economía resultó todo un fiasco. Vencimos los problemas que nos causaron las sanciones y entramos en una nueva etapa del desarrollo.

“El crecimiento del PIB para este año puede alcanzar un 3 % o más; el de desempleo sigue reduciéndose. El presupuesto volvió al superávit en este trimestre, y las industrias nacionales van adaptándose al nuevo paradigma de trabajo.

Todavía quedan dificultades, entre los cuales se puede mencionar el debilitamiento del rublo y un nivel de la inflación más alto del deseado, pero como reiteró el Presidente Vladimir Putin en su reciente intervención durante la sesión plenaria del Club Valdai, nuestro Banco Central y otras instituciones gubernamentales ya toman medidas coordinadas para mitigar esos efectos negativos.

“Nuestro país no pretende aislarse y está abierto para la cooperación internacional, pero solo en beneficio mutuo y sobre la base legal y justa. Las pretensiones de Occidente  de usar las medidas coercitivas contra Rusia afectan la economía global y muestran al mundo que nuestros oponentes son socios poco confiables. Sea como fuera, tal actitud no nos hará abandonar la voluntad de defender los intereses nacionales de nuestra Patria”.

 

Comparte esta noticia

Deje su comentario

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.